Artemisia

En 2009, la asesora de coeducación e igualdad de la Universidad valenciana, Ana López Navajas, comenzó a investigar la presencia de referentes femeninos en el material didáctico de Secundaria en el ámbito científico, cultural e histórico de nuestro país. Para ello, y cofinanciado por el Instituto de la Mujer del Ministerio de Igualdad, el equipo de investigación estudió la presencia de las mujeres y los hombres que se nombran en los libros de texto de esta etapa educativa.

Para ello, se tuvieron en cuenta los contenidos de todas las asignaturas obligatorias (Matemáticas, Castellano, Ciencias de la Naturaleza, Ciencias Sociales, Ética, Educación para la Ciudadanía, Educación Plástica, Música, Educación Física, Tecnologías, Francés, Inglés, Valenciano) y de oferta obligatoria (Física y Química, Biología y Geología, Informática, Tecnología, Latín) de 1º a 4º de ESO, en un total de 109 libros escolares de tres editoriales de ámbito nacional: Santillana, Oxford y SM.

Más de 5.000 personajes

Luisa de Carvajal

En 2014 se presentó el informe Las Mujeres en los Contenidos de la Educación Secundaria Obligatoria, que ofrecía unos resultados demoledores: de los más de 5.000 personajes que se citan en los manuales didácticos, las mujeres ocupan un 7,6%, y en asignaturas como Ciencias o Historia sólo alcanza el 5% o el 1% en tecnología. Más del 92% de los personajes mencionados son hombres.

Según el estudio, el absoluto protagonismo masculino que reflejan los libros de texto ofrece una realidad distorsionada de la historia y la cultura de nuestro país, que convierte al sistema educativo en transmisor de desigualdades. El objetivo de este trabajo de investigación es, por lo tanto, trabajar para la inclusión del legado cultural, histórico y científico de las mujeres dentro de los contenidos educativos.

Personajes como la pintora barroca Artemisia Entileschi, o la renacentista Sofonisba Anguissola; escritoras como Teresa de Cartagena o Luisa de Carvajal; y humanistas como Luisa Sigea, Beatriz Galindo, Feliciana Enríquez de Guzman, no aparecen en los textos que miles de adolescentes usan a diario en las aulas españolas. Tampoco figuran personajes femeninos tan relevantes como la escritora Sor Juana Inés de la Cruz o Rosa María Gálvez, dramaturga del siglo XVIII.

Buscando soluciones

Sofonisba

Tanto la Generalitat Valenciana como la Junta de Andalucía ya se han puesto en marcha para promover material didáctico que repare esta desigualdad en la presencia de referentes femeninos. También editoriales como SM o Santillana se han mostrado dispuestas a aumentar la presencia de la mujer en sus libros escolares. Según el equipo de investigación que dirige Ana López, “se podría llegar al 35% en asignaturas históricas y en otras como Ética se podría superar incluso el 50%”.