Hipatia de Alejandría, Jess Wade o Donna Strickland fueron unas científicas brillantes cuyo talento no les bastó para obtener todo el reconocimiento que merecieron en su época. En base a esto, Casio decidió comenzar una iniciativa para dar visibilidad al género femenino dentro del ámbito científico: el proyecto Women Do Science, que cubre las carcasas de sus famosas calculadoras Classwiz con las ilustraciones de algunas de las mujeres más relevantes de la historia de la ciencia.

Y es que las cifras reflejan que el género femenino tiene una representatividad mucho menor es las materias de este ámbito: según los datos del Instituto de Estadística de la Unesco (UIS), menos del 30% de los investigadores del mundo son mujeres. Además, en el caso de la universidad en España, el Ministerio de Educación y Cultura señala que la presencia femenina en titulaciones de naturaleza STEM es solamente de un 25,5%. Esta es una de las razones por las que Casio ha decidido que ellas se conviertan en las protagonistas de las calculadoras científicas Classwiz.

La importancia de los referentes

Conocer las historias de Marie Curie o Ada Lovelace puede convertirse en una motivación para todas aquellas niñas que nunca han tenido un referente femenino dentro del campo de la ciencia. En sintonía con el concepto del proyecto, fueron 12 ilustradoras las que se encargaron de dibujar un retrato artístico de cada una de las científicas; Ana Galván (Ángela Ruíz Robles), Ana Juan (Hedy Lamarr), Cinta Arribas (Donna Strickland), Coco Escribano (Jess Wade), Conxita Herrero (Hipatia), Gema Rupérez (Maryam Mirzakhani), Julia Bereciartu (Ada Lovelace), Laura Liedo (Sophie Germain), Leire Bueno (Cecilia Payne-Gaposchkin), Nuria Riaza (Chien-Shiung Wu), Raquel Riba Rossy (Marie Curie) y Rita Cortês (Katherine Johnson).

Un proyecto más

Además de la iniciativa Women Do Science, existen otros proyectos en los que Casio colabora con el objetivo de incentivar a las niñas a aproximarse al universo STEM a la vez que dotan de una mayor visibilidad a algunas de las más brillantes científicas, como la iniciativa 11 de Febrero, el programa Wisibilízalas de la Universitat Pompeu Fabra, el proyecto basado en mentoring y promovido por la Facultad de Deusto Inspire Steam o la editorial madrileña Principia, especializada en ciencia ilustrada.