La industria del videojuego siempre ha sido considerada como un mundo diseñado por y para hombres, y aunque las cifras apuntan a que existe aproximadamente el mismo porcentaje de jugadores de ambos géneros, lo cierto es que el número de mujeres y hombres que trabajan en el sector está desequilibrado: de acuerdo con Statista, un 17% de profesionales femeninas en España en el año 2017. Por ello, os traemos una recopilación de mujeres cuyas aportaciones al mundo del videojuego muestran que en el gaming no hay cabida para los clichés de género.

Roberta Williams

Se trata, sin lugar a dudas, de una de las figuras más importantes de la historia del videojuego. Y es que detrás de Williams se encuentra la razón por la que existen las aventuras gráficas tal y como las conocemos actualmente. Fue en el año 1979 cuando, después de haber estado jugando a un juego de ordenador formado únicamente por texto, decidió que sería una idea novedosa combinar texto y gráficos en una aventura interactiva. Así, junto a su marido Ken Williams, crearon la primera aventura gráfica de la historia: Mystery House, cuyo éxito y relevancia en la industria fue inconmensurable. El matrimonio es el fundador de On-Line Systems, que se acabaría convirtiendo en Sierra On-Line, una de las empresas desarrolladoras más influyentes de la década de los 80.

Aya Kyogoku

Nacida en Osaka, Japón, Kyogoku ha sido una de las más importantes diseñadoras y guionistas de la industria. Su camino en el videojuego comenzó en el año 2000 de la mano de la empresa Atlus. Sin embargo, todo cambió cuando fue contratada por Nintendo en 2003 y se convirtió en la guionista de dos videojuegos de una de las sagas más famosas de la historia: The Legend of Zelda. Pero el mayor logro de su trayectoria es el de ser una de las principales responsables del desarrollo del mundo Animal Crossing, un fenómeno en ventas para la videoconsola portátil Nintendo DS. Desde entonces, se ha dedicado casi en exclusiva a mejorar y renovar constantemente este último título, ayudando también como supervisora en la creación del Super Smash Bros. Ultimate (2018).

Carol Shaw

Natural de California, Estados Unidos, Shaw es considerada la primera mujer diseñadora de videojuegos. Cuando le quedaba poco para terminar sus estudios de Ingeniería Eléctrica y Ciencias de la Computación, la famosa empresa Atari la reclutó. Su primer proyecto finalizado fue el videojuego Tic-Tac-Toe, en el año 1979. Pero fue en la empresa Activision, a la que se unió en 1982, donde programó el considerado mejor juego de su repertorio: el famosísimo River Raid, que además también se convirtió en el primer videojuego prohibido en algunos países europeos por violencia.

Amy Hennig

Como escritora, Hennig ha sido la responsable de dar vida a algunos de los guiones más apasionantes de la industria. Con una trayectoria que empieza en la época de la clásica NES, la estadounidense ha trabajado en múltiples desarrolladoras de prestigio como Crystal Dynamics y Naughty Dog, donde dejó huella en títulos como Jax and Daxter y los tres primeros juegos de la reputada saga Uncharted. Por desgracia, su último proyecto dentro de Electronic Arts relacionado con Star Wars ha sufrido un bloqueo debido al cierre del estudio responsable, Visceral Games. Sin embargo, su legado prevalece como una de las más prolíficas escritoras del mundo del videojuego.

Corrinne Yu

Tras estudiar ingeniería eléctrica en la Estatal Politécnica de California, Yu comenzó su andadura en el mundo del videojuego como programadora en la serie King’s Quest, de Applel. A estas alturas, la nacida en el Hong Kong Británico ya había desarrollado su propio motor 3D. Tras varios años de múltiples trabajos en distintas compañías, obtuvo la oportunidad de trabajar como directora de Tecnología en Gearbox Software, responsables de grandes títulos como Brothers in Arms y la saga Borderlands. Esto fue un punto de inflexión en su carrera, ya que desde entonces solamente ha participado en grandes proyectos de prestigio: jefa de Programación del equipo de Halo en Microsoft, desarrolladora en Naughty Dog (Sony) y, hasta la actualidad, miembro del Programa Amazon de Aire.