En tres ejes, el profesor y ex coordinador para España de la División Didáctica de Calculadoras Casio durante 23 años analiza la situación de las matemáticas en España.

 

1.- Matemáticas y sociedad: Cómo mejorar su percepción

- Qué prevalece en usted, el educador o el matemático? ¿Qué faceta considera más importante?

Sin lugar a dudas, el educador. Las dos facetas son importantes, pero se dirigen a objetivos cualitativamente distintos: el matemático amplía su área de conocimiento, mientras que el educador transmite ese conocimiento de la forma más creativa posible.

- ¿Qué nivel de cultura científica tiene España, en general, en su opinión?

Discreto. Históricamente en España, salvo excepciones, la cultura científica ha sufrido un cierto menosprecio y se ha considerado cultura sólo a manifestaciones de otra naturaleza...  Tener nociones básicas sobre la teoría cuántica, por ejemplo, ¡también debería considerarse cultura!

¿Qué acciones cree que se podrían realizar para fomentar el conocimiento de las matemáticas?

En un plano general, las distintas instituciones tendrían que asumir e interiorizar que sin I+D no habrá desarrollo sólido, y sin extensión de la cultura científica no habrá I+D viable.

Los medios de comunicación tendrían que jugar un papel fundamental (algunos ya lo hacen). Iniciativas concretas, como el Museo de las Matemáticas en Cornellá, son estimulantes y van por el buen camino

- ¿Qué es para usted aprender, o no aprender, matemáticas?

A nivel de primaria, secundaria y bachillerato, aprender a razonar con método y precisión, adiestrarnos en la resolución de problemas, ser capaces de usar con soltura la estimación de datos y cantidades, aprender a dominar las estructuras del plano y del espacio, tener la capacidad de “descubrir” las matemáticas que hay en el arte... Las matemáticas no son sólo “cuentas”.

- Lo que aprenden de matemáticas los alumnos, ¿tiene mucho, algo o nada que ver con la vida real?

Opino que aún es poco, lo cual incide negativamente en el interés que el alumnado pueda tener por la asignatura y su temática.

- ¿Qué nivel de matemáticas tienen actualmente los alumnos de secundaria y bachillerato?

Un nivel medio, superior al de hace 30 o 40 años. Respecto a los estándares actuales, un nivel medio en comparación con el de los países de la OCDE.

Hay que tener en cuenta que venimos de bastante atrás. El tópico de la excelencia del pasado no deja de ser una falacia.

 

2.- El papel de las calculadoras en el aula

- ¿Cómo influye –o influirá– el uso de nuevas tecnologías en las aulas?

Su uso creativo –insisto en el concepto–, permitirá avanzar en el conocimiento matemático, en extensión y en profundidad. Para ello es fundamental la formación adecuada y permanente del profesorado; el uso de la tecnología no puede ser sólo una “política de escaparate”.

- ¿Está de acuerdo con la afirmación “las calculadoras son un obstáculo para aprender matemáticas” que aún suele oírse?

En absoluto. A menudo, esta afirmación oculta un desinterés por preparar un trabajo serio con las nuevas tecnologías. Y las calculadoras lo son.

- ¿En qué beneficia al alumno el uso de calculadoras en el aula?

Permiten ahorrar tiempo al encargarse de los cálculos rutinarios; así se puede liberar tiempo para trabajar los conceptos, los procesos y la modelización en el caso de las calculadoras gráficas, que es lo verdaderamente importante y significativo.

 

3.- El papel de CASIO en el mundo educativo

- ¿Cómo valora la iniciativa de Casio de ofrecer el software de algunas calculadoras en diferentes idiomas del estado español?

Es una iniciativa valiente, valiosa e inteligente, que dará buenos frutos.

- ¿Qué es lo que más valora de su etapa como coordinador para España de la división didáctica de Casio?

Estuvimos a cargo de esta coordinación durante algo más de 20 años. Como éramos la primera división didáctica de esta naturaleza en España, nos obligó a ser pioneros en muchos aspectos, lo cual presenta ventajas e inconvenientes.

Valoro los contactos, las relaciones, los convenios con las distintas asociaciones y federaciones de profesores de matemáticas de España; los acuerdos con las consejerías de educación de diferentes comunidades autónomas; el apoyo activo a las Olimpíadas de Matemáticas y a congresos y jornadas; la creación del blog “AULA CASIO”, la edición de la revista “22/7” y de libros de formación; los cursos de reciclaje en las distintas comunidades autónomas, la elaboración de un programario para las calculadoras gráficas programables... y un largo etcétera.

Ampliando estas tareas, quiero destacar la magnífica labor que está desarrollando el actual equipo de la División Educativa de CASIO ESPAÑA.

 

Si quieres leer la entrevista de forma íntegra, puedes descargar la revista CASIO NEWS V.