Steam

Según el estudio Women in digital de la Comisión Europea, sólo uno de cada tres graduados europeos en ingeniería y uno de cada cinco graduados en informática es mujer. En cuanto a España, y a pesar de que más de la mitad de los estudiantes universitarios son mujeres, solo una de cada cuatro elige una carrera científica, según el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Los datos revelan, por tanto, que es necesario activar programas o poner en marcha iniciativas encaminadas a fomentar la vocación de las materias STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) entre las chicas con el fin de ir alcanzando cifras más igualitarias.

Niños Steam

Los datos de un estudio reciente llevado a cabo por el Departamento de Ciencias Psicológicas y Conductuales de la London School of Economics (LSE), han demostrado que la falta de modelos femeninos en el ámbito STEM es una de las causas de la falta de interés de las niñas por las asignaturas y carreras en estas materias a partir de los 15 años. El informe revela que, a pesar del interés generalizado por los temas STEM en las niñas entre los 11 y 12 años, este decae notablemente a partir de los 15 de forma casi irreversible.

Fomentar la vocación desde la educación

Los centros educativos, los docentes, las empresas, las familias y la sociedad en general, tienen la gran responsabilidad de motivar a niñas y jóvenes durante esa edad a través de diferentes acciones que permitan que su interés no decaiga.

En este sentido, un informe de la OCDE muestra que hay margen de mejora en la educación científico-tecnológica para impulsar el rendimiento y la motivación en una sociedad en la que la demanda de profesionales altamente cualificados en este ámbito va en aumento. La Unión europea estima que habrá unos 756.000 puestos vacantes en el sector de las tecnologías de la información y las comunicaciones en 2020.

Referentes femeninos

Conocer, de la mano de los profesores y familias, a las mujeres que trabajan y destacan en ciencias, tecnología, ingeniería o matemáticas, puede suponer una fuerte motivación para las niñas en edad escolar que pueden desear seguir sus pasos en el futuro. Para ello, es clave que el alumnado tenga acceso a información sobre mujeres que a lo largo de la Historia han destacado en materias relacionadas con las STEM. Es el caso de figuras relevantes como la científica Ada Lovelace, que fue la primera en desarrollar un código de computación; Ángela Ruiz, maestra de El Ferrol, que en 1949 creó la Enciclopedia Mecánica o la norteamericana Carol Shaw, la primera mujer diseñadora de videojuegos.